El Significado Detrás del Maullido de tu Gato: 5 Sonidos y Ruidos Distintivos de los Gatos

Publicado por Christine O'Brien
min de lectura

Cuando compartes casa con un amigo felino, escuchas muchos sonidos diferentes de gatos a lo largo del día. Y aunque el significado de algunos ruidos es fácilmente perceptible (por ejemplo, haciendo círculos en su plato de comida y maullando mientras te mira), no siempre es tan obvio. En algunos casos, puedes ser el padre mascota de un gatito particularmente hablador. Esto es especialmente cierto con los amigos peludos mayores, ya que los gatos se vuelven más vocales a medida que envejecen o su audición empeora.

Esto es lo que tu gato está expresando con los siguientes sonidos distintivos de gato:

1. Maullido

Como padre de mascota, ya sabes que tu gato emite un maullido clásico para una variedad de cosas. Pero los gatos no hacen esto entre ellos, entonces, ¿qué está tratando de decirte tu gato? Pueden usar su maullido para pedir comida o agua, saludarte cuando llegas a casa o pedir cariños o un masaje en la barriga (se tumbará hacia arriba para éste). Los gatos también te hablan con diferentes tipos de maullidos según la situación, como "Quiero ese lugar en el sofá", algo que siempre parecen querer.

Aunque maullar incesantemente al comer, usar la caja de arena o un momento extraño similar podría significar que no se siente bien, tu peludo generalmente solo viene a saludar.

2. Ronroneo

No hay nada mejor en la vida que cuando tu gato se acurruca contigo y ronronea al final de un largo día. Como señala Trupanion , el ronroneo es la forma en que los gatitos que nacen ciegos y sordos se comunican con su madre, pero todos los gatos usan este método a lo largo de sus vidas, incluso contigo. Presta mucha atención a los ronroneos de tu gato y notarás cambios sutiles en el tono y la vibración, todo lo cual lo ayuda a expresar que está feliz y que está bien.

Un motivo menos conocido: los gatos también pueden usar esta vocalización para consolarse cuando están asustados, así que asegúrate de darle mucho amor a tu peludito cuando escuches su pequeño motor en marcha.

3. Bufido

Cuando un gato bufa o incluso gruñe, no es porque esté siendo malo; está asustado y por lo tanto a la defensiva. Tu gato puede bufar a un extraño que visita tu casa (o, en realidad, a alguien que conoce pero que simplemente no le cae bien) o incluso a otro gato como una advertencia para que "retroceda". En última instancia, les recuerdan a todos quién es el verdadero jefe (pista: no eres tú).

"Si puedes", aconseja Animal Planet, "ignora los budifos en lugar de gritar o mirar fijamente a tu gato". Simplemente permite que el tiempo y tu afecto inherente por él resurja, y el bufido se disipará. Darle el espacio que necesita para calmar sus nervios siempre ayudará a que tu gato se sienta más seguro.

4. Aullido

Si crees que los aullidos son solo cosa de perros, ¡piénsalo de nuevo! La Sociedad Estadounidense para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales (ASPCA, por sus siglas en inglés) señala que "algunas razas de gatos, especialmente los siameses, son propensos a maullar y maullar en exceso", por lo que es posible que solo tengas un pequeño ruidoso. Cualquier gato que esté "reproductivamente intacto" también aullará para atraer a una pareja.

Si tu gato no cumple con estos criterios, puede aullar porque se encuentra en una situación de emergencia, quizás atrapado en algún lugar o incluso herido. En otros escenarios, los gatos aúllan porque quieren que vayas ahora mismo a ver la presa que te trajeron (y no siempre es un juguete). En cualquier caso, presta atención inmediata a tu compañero para asegurarte de que todo esté bien.

5. Chirrido

Este es uno de los ruidos de gatos más extraños reservados para ocasiones muy especiales. A menudo, tu gato trinará para alertar a la familia cuando vea un pájaro, una ardilla o un conejito fuera de la ventana. No es un maullido de larga duración, sino más bien una orden que los gatitos aprenden a una edad temprana, según The Humane Society, cuando su madre usa el sonido para mantener a sus bebés a raya. Si tienes más de un gato, también puedes escucharlos conversar entre ellos de la misma manera. Eventualmente usarán este truco contigo para llevarte a su plato de comida o llevarte a dormir.

Prestar mucha atención a estos sonidos de gatos creará un vínculo aún más significativo entre tú y tu mejor amigo. También te ayudará a comprender mejor sus necesidades para que puedas brindarle todo lo que necesita para sentirse feliz, saludable y seguro.

Contributor Bio

Christine O'Brien

Christine O'Brien

Christine O'Brien es escritora, madre y madre de gatos desde hace mucho tiempo, cuyos dos Rusos Azul gobiernan la casa. Su trabajo también aparece en Care.com, What to Expect y Fit Pregnancy, donde escribe sobre mascotas, el embarazo y la vida familiar. Encuéntrala y síguela en Instagram y Twitter @brovelliobrien.

 

Related Articles

Related products